TRATAMIENTO ODISEA EN LA PERLA

Llevaba ya unos días queriendo publicar esta entrada pero el tiempo me lo impedía, sé que muchos de vosotros lo estábais esperando!
La semana pasada estuve en La Perla, gracias a los 40 Principales Euskadi, a La Perla y a Olasa Taldea tuve la gran suerte de disfrutar de un tratamiento facial y corporal exclusivo de Natura Bissè al que lo llaman Odisea en La Perla.


La mañana empezaba con buen pie, después de un buen desayuno y de un paseo por la Playa de la Concha me dirigí a La Perla donde muy amablemente me esperaban Txarly de Olasa Taldea, Olga Grande de 40 Principales Euskadi y Koro Menéndez y Ana Oliva de La Perla. Me trataron como a una reina, estuvimos charlando un rato, nos sacamos fotos... qué grandes!



¡Y llegó el momento!
Las chicas de recepción me atendieron de maravilla, me proporcionaron un albornoz, unas zapatillas y una braguita desechable y me acompañaron a los vestuarios, me preparé y llegó mi momento de relax.
En la cabina de estética me esperaba una chica de Natura Bissè majísima, sólo al entrar en ambiente con luz tenue, la música de fondo y los aromas invitaban a relajarse.


Me explicó en qué consistía el tratamiento Odisea en La Perla, creado exclusivamente para este centro por su centenario y en el que prometen 1 hora y 30 minutos de relajación absoluta.
En primer lugar me dio a elegir entre 4 aceites esenciales, escogí el de relax, me acomodé en la camilla y comenzó por aplicarme un aceite en la espalda con un suave masaje. Noté cómo se descongestionaba mi nariz al instante. Me puso como unas esponjas en el pecho y en la tripa que estaban calientes, me tapó con una sábana y empezó con el tratamiento facial.


Me limpió bien la cara, me hizo una especie de peeling increíble, me aplicó una mascarilla y de mientras me masajeó los brazos y las piernas...estaba en el limbo!
Me retiró la mascarilla con mucho cuidado y me aplicó varias cremas con un ligero masaje. Debo decir que en todo momento me trató con una delicadeza increíble, con muchísima dulzura y sin prisas.
Tuve una sensación de bienestar tanto físico como emocional porque esa hora y media que duró me dio tiempo a reflexionar sobre muchos aspectos de mi vida: la maternidad, el trabajo, la relación de pareja... fue como si entrase en trance, de verdad! Al acabar me costó hasta levantarme de la camilla de lo relajada que estaba.
¿Que si lo recomiendo? Al 100%! Fue una pasada!
Me he dejado muchas cosas en el tintero pero he intentado resumirlo al máximo posible, os invito a que os dejeis mimar por este equipo de profesionales.
Y ante todo quiero dar las gracias a todos los que hicieron que este sueño fuera posible.









Comentarios

  1. Siii, fue increíble!
    Si algún día tenéis la ocasión...merece la pena!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CEPILLOS ELÉCTRICOS FACIALES, ¿CUAL ELIJO?

ÁNGELES Y PIRULETAS

BI-ORALSUERO, OTRA MARAVILLA DE BIOGAIA