NUTRIBÉN, DE CONFIANZA

Seguro que muchas de vosotras estáis deseando que llegue el domingo para ver la carita de vuestros hijos abriendo los regalos ¿a que sí?
El post de hoy está dedicado a la alimentación infantil desde el nacimiento, os voy a contar un poco cómo fue todo esto con Iván.
Nunca os lo he contado pero tuve un parto muy difícil, era programado, me rompieron la bolsa, me enchufaron oxitocina y sin epidural hasta me practicaron la famosa episotomía, menos mal que Iván nació sano y salvo.
Debido a todo esto y a que psicológicamente no me encontraba nada bien, tuve solo calostro en un pecho y no tuve subida de leche por mucho que lo intenté de 1000 maneras.
Con mucho sufrimiento (ahora pienso que menuda tontería el mal rato que me llevé) me recomendaron la lactancia artificial.
En el mismo hospital le dieron leche Enfalac Premium 1 pero no le sentaba del todo bien, le producía cólicos y estreñimiento asi que a los pocos días decidí cambiarle de marca y mi intuición me guió por Nutribén, una marca de toda la vida.




Comencé a darle Nutribén Natal hasta los 8 meses y después Nutribén Continuación y debo decir que fue una maravilla, nunca tuvo estreñimiento, nunca estuvo enfermo, cogía peso genial, crecía a un ritmo de cine y estaba bien alimentado.


¡Y encima le encantaba! Se tomaba unos biberones...
Y para lo demás también sigo confiando en Nutribén, además el pediatra me aseguró que hacía lo correcto.
En cuanto a los cereales siempre le he dado los 8 cereales (menos al principio que hay que darle sin gluten)


Y el truco de las frutas, que al principio las comen muy bien y luego se cansan, a Iván le siguen encantando los potitos de frutas variadas.


¡Gracias Nutribén por hacer que lo que comenzó siendo un drama acabó en que mi hijo haya crecido sano y fuerte!







Comentarios

Entradas populares de este blog

CEPILLOS ELÉCTRICOS FACIALES, ¿CUAL ELIJO?

BI-ORALSUERO, OTRA MARAVILLA DE BIOGAIA

DUELO DE ZAPATILLAS: NEW BALANCE VS MUSTANG